Superior

Tumba de los Fonseca. Pueblos de Segovia, Coca
Tumba de los Fonseca. Pueblos de Segovia, Coca
Tumba de los Fonseca. Pueblos de Segovia, Coca
Tumba de los Fonseca. Pueblos de Segovia, Coca
Tumba de los Fonseca. Pueblos de Segovia, Coca
Tumba de los Fonseca. Pueblos de Segovia, Coca
Tumba de los Fonseca. Pueblos de Segovia, Coca

Pueblos de Segovia. Coca y Domenico Fancelli

Coca: el sepulcro de Don Fernando de Fonseca y su esposa, Doña Teresa de Ayala.

Esta magnífica muestra de arte renacentista del siglo XV la encontraremos en la Iglesia de Santa María la Mayor de Coca.

Se trata de una obra de Domenico Fancelli, escultor italiano cuya obra principal se desarrolla en España como artista de la corte de los Reyes Católicos en la que será uno de los introductores del maravilloso estilo del Quattrocento florentino.

Las obras principales de este gran escultor serán dos sepulcros, el de los Reyes Católicos en la catedral de Granada y el de Diego Hurtado de Mendoza, en la catedral de Sevilla, pero hay dos obras más que merecen una especial consideración: la del príncipe Juan, para el Monasterio de Santo Tomás de Ávila, y esta que nos ocupa, que lejos de ser una obra menor, constituye todo un catálogo de escultura renacentista.

Sobre el objeto de la escultura, decir que representa a Don Fernando de Fonseca, maestresala de Enrique IV y segundo Señor de Coca, y su esposa, Doña Teresa Ayala.

Ambos tumbados sobre el lecho mortuorio, él equipado como corresponde a un caballero muerto en batalla, con el casco en su mano y la espada desenvainada sobre sus piernas, y ella a su lado, con apariencia serena, casi dormida,  sosteniendo en su regazo algún libro sagrado.

Especial mención a la veracidad con que son tratadas todas las texturas: desde la cota de malla con que se viste al caballero, a los pliegues de las capas de ambos personajes y, sobre todo, la suavidad con la que se ha pulido la piel y la tremenda expresividad en la factura de las manos y en la serenidad de los rostros.

Las escasas menciones a esta obra por parte de los estudios sobre el renacimiento español del siglo XV no hacen de ella menos merecedora de la consideración que tienen otras esculturas de la época y, por sin sola, justifican un paseo por uno de los másinteresantes pueblos de Segovia, la villa de Coca.

Para un conocimiento más exhaustivo de la iglesia que los alberga, recomiendo la lectura de este magnífico estudio de María Moreno Alcalde “Los Fonseca y la iglesia de Santa María de Coca”.