Superior

Monasterios Románicos del Pirineo Oriental francés

Los monasterios románicos del Pirineo Oriental, en el sur de Francia, son uno de los mayores atractivos de la región pirenaica. Esta región está llena de atractivos naturales y de tesoros culturales, incluyendo, al mismo tiempo, una gran profusión de arte románico. Por otra parte, la frontera con Francia, marcada por los Pirineos, no impidió el desarrollo histórico de este arte en ambos países y los monasterios franceses merecen, sin duda, un viaje específico, no apresurado. No nos cansaremos de ver románico.

Principales monasterios románicos del Pirineo oriental francés.

Aunque toda reducción es simplista, cabe destacar tres monasterios: San Martí de Canigó; el Priorato de Serrabona y San Miquel de Cuixa. Todos ellos se encuentran en la región histórica del Rosellón que pertenecía a la Corona de Aragón.

 

Monasterios románicos pirineo oriental: San Martí de Canigó

San Martí de Canigó    Foto: Aurelio Fernández

  

San Martí de Canigó

Es un lugar de peregrinación y visita de muchos catalanes. Erigido en la montaña, escondido entre valles de una gran belleza, merece la pena llegar a él de mañana, después de haber ascendido en caminata desde alguno los pueblos de alrededor (hay posibilidad también de subir en land-rovers organizados).

Monasterios románicos del pirineo francés: San Mikel de Cuixa

San Miguel de Cuixa                                                                                                              Foto: Aurelio Fernández

San Miguel de Cuixa

Quizás el más monumental de los tres. Su origen se remonta al siglo X. Llama la atención su claustro que que junto a la parte románica, incorpora elementos posteriores.

Priorato de Serrabona

Impresiona  por su sobriedad y las columnas rematadas por bellísimos capiteles. A pesar de que el camino es un poco pesado pero vale la pena recorrerlo.

Monasterios románicos del Pirineo Oriental francés: Priorato de Serrabona

Priorato de Serrabona    Foto: Aurelio Fernández

Información alternativa

¿Qué ruta elegir?

Para visitar los monasterios románicos del Pirineo oriental, hay muchas opciones.  Es recomendable, sin embargo, contar con al menos con dos días para este viaje. Partiendo de Cataluña, una buena ruta es cruzar la frontera con Francia, girar luego hacia la izquierda y, dirigirse, en paralelo a la línea de los Pirineos,  en dirección a Prades.

La vuelta puede hacerse por el mismo camino, o, por el contrario, seguir alguna de las alternativas de regreso a España cruzando los Pirineos. Los movimientos no serán rápidos, pero el paisaje vale la pena y hay muchas cosas que conocer.

Otra variante recomendada

Al mismo tiempo, es interesante acercarse, a la vuelta o la ida, al mar mediterráneo. Aquí la recomendación es ir a Coillure, pueblo de gran atractivo turístico al borde del mar, con dos playas separadas por una antigua fortaleza, ideal pata pasar el día y comer.

Es, además, un pueblo muy presente en nuestra historia reciente. Aquí murió y está enterrado Antonio Machado. El pequeño cementerio donde se encuentra su tumba, se encuentra en pleno centro de Coillure y tiene un sabor muy especial. Su tumba está nada más entrar en el cementerio y es una de las más visitadas.

 

Fotos galeria: Aurelio Fernández

, ,

No comments yet.

Deja un comentario