Superior

Viajar a la Toscana en verano

¿Tienes pensado viajar a la Toscana en verano? ¿No sabes qué ciudades podrás visitar en tus vacaciones? A continuación te contamos algunos puntos principales para decidir tu recorrido, ¡toma nota!

La Toscana es la región de Italia favorita para muchos visitantes ya que en una misma zona se concentran hermosos paisajes donde los cipreses, las suaves colinas y la verde campiña del país son las principales protagonistas. Un lugar donde disfrutar de los placeres italianos y donde la gastronomía es lo más demandado por los turistas.

Florencia, la capital de la Toscana

Para los viajeros que han visitado las ciudades más grandes de Italia, sin duda todos coinciden en que Florencia es la que tiene más encanto de todas. ¿Por qué? Quizá por ser una población que sin hacer grandes desplazamientos ofrece a los turistas lo mejor de ella: hermosos monumentos, alguno de los museos más importantes del mundo, pintorescas tiendas, la mejor cocina italiana… En definitiva, además de que Florencia sea la capital de la Toscana y un destino imprescindible para cualquier visitante, es considerada un ‘gran museo al aire libre’ donde conocer alguna de las joyas más destacadas del patrimonio del país.

Qué ver

En uno de los lugares más céntricos, la Plaza del Duomo, encontramos dos de los monumentos más fotografiados de Italia: la Catedral junto con su Campanille y el Baptisterio. Ambas construcciones llaman la atención por su cuidado y laborioso revestimiento en mármol blanco y verde y permiten el acceso a su interior por un coste de 10 euros por persona; desde lo alto de la torre de la catedral se puede tener una panorámica espectacular de toda la ciudad de Florencia. Muy cerca, y a orillas del río Arno, está el símbolo por excelencia de la ciudad, el Ponte Vecchio. Además de ser considerado el puente de piedra más antiguo de Europa, ofrece a los visitantes la mayor concentración de tiendas de joyería y orfebrería de la población.

Después de la plaza de la Catedral, el punto neurálgico de la ciudad lo encontramos en la Plaza de la Señoría. Ahí encontraremos el hermoso Palazzo Vecchio, en cuya portada se instaló originalmente el David de Miguel Angel (hoy sustituido por una magnífica reproducción), con su emblemática torre y la Loggia dei Lanzi (que acoge el maravilloso Perseo de Cellini entre otras obras) y en las inmediaciones la plaza uno de los museos de pintura más visitados e importantes del mundo: la Galería Uffizi.

Recorriendo el río Arno y ascendiendo varios metros de altura por un hermoso parque, llegamos al mejor mirador al aire libre de Florencia, la Plaza Michelangelo. Creada a finales del siglo XIX para permitir la contemplación de la mas hermosa silueta de la ciudad, es el punto al que debemos acceder para encuadrar en una sola foto los principales encantos de la ciudad.

Algunas “perlas” de la Toscana

  • Pisa

    Otra de las paradas imprescindibles en un viaje a la Toscana es la ciudad de Pisa, donde los turistas esperan expectantes hacerse una fotografía junto con uno de los monumentos más famosos de Italia: la Torre de Pisa. Esta construcción fue adquiriendo su conocida inclinación con el paso del tiempo debido al peso mal equilibrado con la altura de la torre. Tras varias reformas en las últimas décadas, el símbolo por excelencia de Pisa es hoy en día un monumento seguro donde los visitantes podrán tener unas magníficas vistas desde lo alto y tras subir los 300 escalones hasta su cima. Otras joyas del patrimonio de la población son la Catedral, el Baptisterio, la Plaza de los Caballeros y la Iglesia de Santa María de la Espina, situada a orillas del río Arno.

  • Siena

    Una de las ciudades más visitadas de la Toscana, aunque generalmente no es tan conocida como otras poblaciones como Florencia o Pisa, es Siena. ¿Te imaginas retroceder en el tiempo hasta la Edad Media? ¿Te gustaría pasear por hermosas calles empedradas mientras recorres antiguos edificios de estilo gótico? Todo esto es posible en Siena, una de las localidades italianas cuyo casco histórico ha sido considerado Patrimonio de la Humanidad. La Catedral y la Plaza del Campo son dos de los lugares más turísticos de la población; en esta última se encuentran el Ayuntamiento y el Palacio Público y es el escenario en el que se celebra la famosa fiesta del Palio, con su impresionante carrera de caballos.

  • Lucca

    Pero la Toscana es ‘algo más’ que sus tres ciudades principales, Siena, Pisa y Florencia, es una región donde poder visitar encantadores pueblos donde disfrutar de la naturaleza, la historia y la cultura de esta zona de Italia; y Lucca es uno de ellos. Uno de sus principales monumentos es la plaza del Anfiteatro, llamada así por estar construida sobre el antiguo edificio romano, construido en el siglo II a.C., que es el que la ha dado su peculiar forma. Pero también cuenta con construcciones medievales que todavía en la actualidad pueden ser visitadas: el Palacio del Guinigi, el Duomo de San Martino o la Iglesia de San Michele in Foro.

  • Cecina

    Para poder combinar los paisajes de la campiña italiana con alguna de las playas más visitadas del país qué mejor manera que conocer una de las ciudades más pintorescas de la Toscana: Cecina. Al estar a orillas del mar, es uno de los destinos más recomendados para viajar con niños ya que además de refrescarse en sus diferentes zonas de baño cuenta con un parque acuático, Acqua Village, donde toda la familia podrá descargar adrenalina y pasar una jornada donde el agua sea el protagonista. Pero además, podrás ver sus monumentos, paisajes y zonas verdes más importantes; donde el Parque Galloroso es el lugar más turístico de Cecina.

Esto no es más que una pequeña muestra de sitios que no debes perderte, pero la Toscana ofrece mucho más: San Gimignano, Arezzo, Cortona, Lucignano… todas ellas ciudades medievales, testimonio de un pasado glorioso y de un presente envidiable, rodeadas de suaves colinas, iluminadas por el anaranjado sol de agosto y decoradas por sus emblemáticas torres, murallas, iglesias renacentista y el magnífico porte de los cipreses acompañando todos sus caminos.

 Escrito por Laura Crusellas

No comments yet.

Deja un comentario